Noticias

Violencia familiar debe contener medios probatorios suficientes que acrediten la agresin u omisin

6 de Abril de 2018 | Noticia
Noticia

Se entiende por violencia familiar cualquier acción u omisión que cause daño físico o psicológico, maltrato sin lesión, inclusive la amenaza o coacción grave, que se produzcan entre cónyuges, convivientes, ascendientes, descendientes, parientes colaterales hasta el cuarto grado de consanguinidad y segundo de afinidad o quienes habitan en el mismo hogar siempre que no medien relaciones contractuales o laborales. Así lo ha determinado la Corte Suprema en la Casación Nº 2245-2016-Lima.
En el presente caso, el demandado interpone recurso de casación por existencia de infracción normativa en el artículo III del Título Preliminar, 188º y 200º del Código Procesal Civil. Además argumenta que no se ha seguido un debido proceso ya que las pruebas realizadas por violencia familiar, las cuales en base a un Certificado Médico, Declaración de Parte así como el Parte Policial concluyen que estas no son suficientes para acreditar que el recurrente es autor y responsable de las agresiones realizadas en contra de la presunta agraviada; atribuyendo a esta el aprovechamiento de su condición de mujer así como un estado de victimización.
Por el contrario, el Ministerio Público, en defensa de la agraviada atribuye que esta fue víctima de violencia familiar haciéndose notoria esta mediante daño físico (golpe y arañazo), además de la serie de improperios y jaloneos del que fue parte la víctima todos ellos en presencia de su menor hijo.
Al respecto la Sala Superior ha establecido la existencia de actos de agresión sobre la base del Certificado Médico Legal, el cual se corrobora con la Declaración de Parte de la agraviada; siendo estos elementos probatorios y suficientes determinantes de la violencia incurrida. No obstante la Corte Suprema considera que los referidos medios probatorios resultan no solo insuficientes sino además diminutos toda vez que con ello no se logra determinar palmariamente la responsabilidad objetiva del demandado en los actos de violencia familiar que se le imputa, además la falta de valoración del Parte Policial, así como del testigo el cual no notó algún tipo de agresión o alteración en la zona.
En consecuencia, habiendo la Sala de Mérito emitido un pronunciamiento sin haber realizado un análisis exhaustivo del material probatorio, dicha situación importa una afectación al debido proceso y motivación (incisos 3 y 5 del artículo 139 de la Constitución Política del Perú), por ende la Corte Suprema declara fundado el recurso de casación a favor del demandante, nula la sentencia de segunda instancia y ordena el reenvío de los autos a la Sala Superior de origen a efectos de que se expida una nueva sentencia con arreglo a ley.

Publicidad


publicidad

Productos


prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod