Noticias

No basta que el trabajador cause daos a los bienes del empleador para que sea vlido su despido

24 de Mayo de 2018 | Noticia
Noticia

Califica como falta grave, pasible de despido, el hecho de que el trabajador cause un daño intencional a los edificios, instalaciones, obras, maquinarias, instrumentos, documentación, materias primas y demás bienes de propiedad de la empresa o en posesión de esta. Así lo prevé el inciso g) del artículo 25 del Decreto Supremo N° 003-97-TR. No obstante, el hecho de que el trabajador haya efectuado un daño no resulta suficiente, pues se requiere que el empleador acredite la existencia de intención del trabajador para generar aquello. Este criterio ha sido determinado por la Corte Suprema en la Casación Nº 6047-2016-Lima.

En el caso en mención el actor demanda la reposición en su centro de trabajo por haber sido objeto de despido fraudulento al ser despedido por una falta no prevista e inexistente mediante la aparente justificación de falta grave por comisión del inciso g) del artículo 25º del TUO del Decreto Legislativo Nº 728 (daño intencional a bienes de la empresa). Justifica su accionar de interrumpir el funcionamiento de una cámara de vigilancia para proteger la intimidad de un grupo de personas que podían verse afectadas por la proximidad del elemento de seguridad a una ducha precaria instalada.

Por el contrario la demandada (empleadora), interpone recurso de casación, sustentando el despido a razón de que el trabajador generó la inutilización de una cámara de seguridad, no en el sentido de causarle un daño (material), sino que se interrumpió su empleo privando al bien de su función determinada.

Al respecto, en primera instancia la demanda fue declarada infundada al carecer de ánimo perverso el sustento de despido. No obstante en segunda instancia esta fue revocada y declarada fundada al argumentar que la demandada no acreditó que la acción de cubrir con un saco la cámara de vigilancia haya generado un perjuicio real; además, de no presentar medio probatorio alguno que demuestre que dicho equipo haya sufrido un daño, o que por la no grabación de las instalaciones de la empresa haya sufrido una afectación en sus intereses económicos.

Asimismo, la Corte Suprema determina que el accionar del demandante no ha generado un perjuicio real, daño material o demostrado un ánimo perverso el cual afecte al bien y por consiguiente a la empresa; por lo tanto la causa imputada por la empleadora no es suficiente para configurar la falta grave. Por lo expuesto se concluye que no ha existido infracción normativa y declara infundado el recurso de casación.

Publicidad


publicidad

Productos


prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod