Noticias

Constituye delito de lesiones leves la agresin levsima a un polica en el marco de una intervencin policial

19 de Julio de 2018 | Noticia
Noticia

El hecho de agredir a un policía en el marco de una intervención policial, ocasionándole lesiones levísimas, constituye circunstancias y medios que agravan la conducta y permiten subsumir los hechos en el delito de lesiones leves, previsto por el artículo ciento veintidós del Código Penal. El tiempo de asistencia médico legal o descanso que requiere el afectado para restablecer su salud física o mental es un criterio diferenciador entre un delito y una falta, pero no es el definitivo. Así lo ha determinado la Corte Suprema en la Casación Nº 1385-2017-Lima).

En el caso en mención, un agente de la Policía Nacional del Perú, en ejercicio de sus funciones resultó herido por parte del imputado quien debido a su estado de ebriedad en un restaurante le lanzó una silla y agresiones verbales al resistirse ser retirado por el miembro de la PNP debido a los escándalos que ocasionaba. Como consecuencia de la agresión, el efectivo policial requirió un día de incapacidad médico legal por cuatro días de atención facultativa.

No obstante, el imputado interpone recurso de casación contra la sentencia de apelación la cual confirmaba la sentencia de primera instancia la cual lo condenó como autor del delito de lesiones leves dolosas a tres años de pena privativa de libertad suspendida por el periodo de prueba de dos años ; refiriendo una indebida aplicación de la ley penal.

Al respecto, la Corte Suprema determinó que la cuantía del descanso médico es el primer criterio establecido por el legislador para diferenciar cuándo se trata de un delito o falta por lesiones –constituye falta si las lesiones requieren hasta diez de asistencia o descanso, y delito si supera tal tiempo de prescripción–. No obstante, y aunque esta es la regla, se formuló una excepción en el artículo cuatrocientos cuarenta y uno del Código Penal, basado en un criterio de política criminal y, en concreto, en un mayor desvalor de la acción. Aun cuando las lesiones no alcancen los diez días de descanso, la conducta será calificada como delito si se acompañan circunstancias o medios que la doten de gravedad.

Así, la Corte Suprema concluyó que aunque la conducta no ocasionó una lesión que requiriera más de diez días de descanso médico, se trató de una resistencia activa y de violencia contra el ius imperium del Estado, que legalmente ostentaba y ejercía la autoridad policial y, principalmente, contra la integridad física del efectivo policial interviniente. Este contexto configura la circunstancia de agravación de la conducta que permitió calificarla como un delito de lesiones, más allá del registro meramente cuantitativo de los días de asistencia o descanso. Por los tanto, declararon infundado el recurso de casación y confirmaron la sentencia de primera instancia.

Publicidad


publicidad

Productos


prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod