Noticias

Juez debe fijar el monto indemnizatorio cuando no se pruebe de forma precisa la cuanta

23 de Agosto de 2018 | Noticia
Noticia

Si se prueba la existencia de los daños, pero no la cuantía de forma precisa, será el juez el llamado a fijar el monto indemnizatorio de forma equitativa; teniendo en cuenta que todo daño es resarcible, aún el no patrimonial, en la medida en que se afecte un interés jurídicamente protegido de conformidad con lo prescrito en los artículos 1469 y 1332 del Código Civil. Así lo ha establecido la Corte Suprema en la Casación N° 4516-2016-Lambayeque.

En el caso en mención, la empresa recurrente interpone demanda de interdicto de recobrar retener e indemnización por daños y perjuicios contra la entidad demandada solicitando se disponga la destrucción de los muros construidos en las entradas y salidas de su propiedad y, el pago de una indemnización por los daños y perjuicios ocasionados por la construcción de dichos muros que impiden el normal funcionamiento de su empresa.

Por otro lado, la entidad demandada, en su contestación de demanda, argumenta que concluida la obra se procedió a la demolición de los muros y la construcción de rampas, a fin de habilitar el ingreso y salida de los vehículos a la empresa recurrente. Asimismo, en cuanto al pago de indemnización por daños y perjuicios alega que la empresa recurrente no ha sustentado la existencia del daño por su parte (daño emergente), ni la ganancia dejada de percibir a consecuencia de la acción generadora de la responsabilidad extracontractual (lucro cesante).

Al respecto, en primera instancia se declara fundada en parte la demanda, respecto a la pretensión de interdicto, si bien no viene al caso ya disponer la demolición de los muros de concreto que impedían el ingreso y salida al negocio de la empresa recurrente, sin embargo esta conducta ha generado un daño en la empresa demandante, pues los daños y perjuicios son solo una consecuencia lógica del acto perturbatorio; por lo tanto se ordena el pago de indemnización por daños y perjuicios. Sin embargo, en segunda instancia se revoca la sentencia apelada considerando que son insuficientes las pruebas para acreditar el daño producido.

No obstante, la Corte Suprema alega que, según la normativa vigente, si se prueba la existencia de los daños, pero no la cuantía de forma precisa, serán los órganos jurisdiccionales los llamados a fijar el monto indemnizatorio de acuerdo a su percepción valorativa. En el caso en concreto, la Corte suprema considera que es evidente la existencia de responsabilidad de la demandada, por consecuencia se debe realizar el pago de la indemnización a favor de la empresa dañada.

Por lo expuesto, la Corte Suprema declara fundada el recurso de casación interpuesto por la recurrente ordenando el pago de la indemnización por daños y perjuicios correspondiente.

Publicidad


publicidad

Productos


prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod