Noticias

No configura acto de hostilidad remover a un trabajador de su cargo sin afectar su remuneracin y categora

15 de Noviembre de 2018 | Noticia
Noticia

No se configura un acto de hostilidad cuando un trabajador, pese a que es removido de su cargo original para ser trasladado a otro, mantiene la misma categoría, así como la remuneración que ostentaba a la firma del contrato. Así lo han establecido los magistrados de la Corte Suprema en la Casación N° 495-2017, Lima.

En el caso en mención, el actor interpone demanda de cese de actos de hostilidad en contra de la entidad demandada, solicitando que se le declare inaplicable los memorandos los cuales daban por concluido su designación como Jefe de Sección de Almacén del Departamento de Logística,y en consecuencia, se le restituya a su cargo original.

Al respecto, en sentencia de primera instancia se declaró fundada la demanda al considerar que, si bien es cierto que el actor tenía el cargo de jefe de sección con la categoría de apoderado y que después del desplazamiento siguió teniendo la misma categoría; sin embargo, ya no figuraba en su labor cargo alguno, sin tener en cuenta que antes de ser cesado el actor tenía la categoría de gerente, siendo lógico que al ser reincorporado tenía que hacerlo bajo esa misma categoría y no al de apoderado. Asimismo, en segunda instancia se confirma la sentencia apelada bajo los mismos argumentos.

Ante ello, la entidad demandada interpone recurso de casación sosteniendo una interpretación errónea del inciso b) del artículo 30° del TUO de la Ley de Productividad y Competitividad Laboral, la cual refiere como acto de hostilidad la reducción inmotivada de la remuneración o de la categoría.

En ese sentido, la Corte Suprema indica que en un principio, el trabajador ostentaba el cargo de Jefe de Sección de Almacén del Departamento de Logística, percibiendo una remuneración determinada; posteriormente, mediante memorándum, la demandada da por concluida la designación del actor en el cargo mencionado anteriormente, trasladándolo al cargo de Supervisor; sin embargo, se puede advertir que pese a que el trabajador fue removido de un cargo a otro, este mantenía la misma, además de ello, el actor obtuvo un aumento considerable respecto a su remuneración. En ese sentido, el Supremo Tribunal concluye que no ha existido un acto de hostilidad, toda vez que no se ha acreditado la reducción inmotivada de sus remuneraciones ni muchos menos de su categoría, por lo que se advierte que las instancias de mérito no han realizado una correcta interpretación de la norma materia de casación. En consecuencia, se declaró fundado el recurso de casación interpuesto por la entidad demandada.

Jurisprudencia Relevante


Publicidad


publicidad

Productos


prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod