Noticias

Procede la modficacin de la pena en segunda instancia siempre que ello no implique la afectacin del derecho de defensa del imputado

6 de Diciembre de 2018 | Noticia
Noticia

En caso de que el propio Estado, a petición del Ministerio Público, haya mostrado su disconformidad con la pena impuesta, el juez de segunda instancia tendrá la facultad de aumentar la pena, siempre que ello no importe una afectación del derecho a la defensa del imputado; esto es, que no se sentencie sobre la base de un supuesto que no haya sido invocado. Así lo ha establecido el Tribunal Constitucional en el Expediente N° 03211-2015-PHC/TC, Lambayeque.

Veamos los acontecimientos: la defensa técnica del encausado interpone demanda de habeas corpus solicitando que se declare nula la sentencia en el extremo donde se determinó que el delito de robo agravado a título de tentativa si fue consumado y por ello, se dispuso elaumento de la pena de seis a nueve años de pena privativa de la libertad. Además, alega la vulneración de la garantía reformatio in peius, la cual señalaque si se dispone un nuevo juicio como consecuencia de un recurso a favor del imputado, no podrá imponérsele una pena mayor a la impuesta en el primero.

Ante ello, en primera y segunda instancia se declara improcedente la demanda considerando que,la decisión de aumentarle la pena al encausado se dio en mérito del recurso de apelación que interpuso el Ministerio Público contra dicha sentencia; y, la aplicación de la Ley N° 30076, la cual prevé los supuestos para la imposición de una pena conforme a las circunstancias tanto atenuantes como agravantes del delitodonde, en este caso,resultó ser más beneficiosa para el encausado.

En ese sentido, los magistrados de la Corte Suprema señalan que si bien el órgano jurisdiccional que conoce de un proceso en grado de apelación no puede empeorar la situación del procesado; no obstante,en caso de que el propio Estado, a través del Ministerio Público, haya mostrado su disconformidad con la pena impuesta, mediante la interposición de un medio impugnatorio, el juez de segunda instancia queda investido de la facultad de aumentar la pena, siempre que ello no importe una afectación del derecho a la defensa; esto es, siempre que no se sentencie sobre la base de un supuesto que no haya sido materia de acusación.

Asimismo, al haberse demostrado quela representante del Ministerio Público interpuso recurso de apelación, y que la Sala demandada aumentó la pena al favorecido en consideración a que el delito de robo agravado fue consumado y no en grado de tentativa conforme a lo postulado y solicitado por el Ministerio Público. Por tanto, ante los fundamentos expuestoscorresponde declarar infundada la demanda interpuesta por la defensa técnica del encausado.

Publicidad


publicidad

Productos


prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod