Noticias

imprudencia de la víctima no es aplicable en daños a menores

 

12 de Septiembre de 2019 | Noticia
Noticia

En los temas de responsabilidad objetiva (como ocurre con los daños provocados por accidentes ferroviarios) no puede argumentarse que el daño ocurrió por hecho propio de la víctima (menor de edad) y que ello podría originar la inexistencia de causalidad en los términos prescritos en el artículo 1972 del Código Civil. Esto, en la medida que ni jurídica ni físicamente puede considerarse que un menor pueda estar todo el tiempo bajo la atenta mirada de sus padres. Así lo ha establecido la Sala Civil Transitoria de la Corte Suprema en la Casación N° 1714-2018-LIMA.

En el caso en mención, la empresa ferroviaria interpuso recurso de casación contra la sentencia que fijó la suma de dinero por concepto de daño emergente y daño moral, alegando que las vías férreas en muchos lugares atraviesan lugares poblados sin que por ello las personas estén autorizadas a transitar por los rieles o que dichos rieles estén aislados por barras u otros; por lo cual, afimaron que en su caso no era aplicable el concepto de bien riesgoso. Asimismo, refirieron que fue la conducta imprudente de la víctima la que rompió el vínculo o nexo causal, por lo cual no puede atribuírsele responsabilidad indemnizatoria.

Al respecto, en primera instancia se declaró infundada la demanda; señalando, entre otras cosas, que la demandada no resulta ser responsable del daño causado al haberse determinado la ocurrencia de una fractura causal, ya que el accidente se debió al propio hecho de la víctima.

Por otra parte, la sentencia de vista revocó la sentencia apelada, al considerar que la actividad desarrollada por el tren de la empresa demandada y que ocasionó la muerte del menor, realizaba una actividad de naturaleza riesgosa; siendo responsable civil no el conductor del bien considerado peligroso sino la empresa propietaria u operadora que ejerce la actividad ferroviaria que por sí misma es riesgosa, de modo que su responsabilidad es directa por su propia actividad.

En ese sentido, los magistrados de la Corte Suprema sostienenque en estos casos es irrelevante la culpa con la que haya actuado el chofer o la empresa demandada. En aquellos ámbitos en los que el daño es objetivamente imputable al agente, el juicio de previsibilidad deviene en irrelevante a la hora de declarar la responsabilidad; en esas circunstancias, aunque el agente se haya portado con diligencia será responsable del daño derivado de su actividad.

Por lo tanto, la propia actividad o el uso de bien riesgoso exige que el peso del daño deba ser trasladado a quien se aproveche de esos bienes, en consonancia con lo prescrito en el artículo 1970 del Código Civil.

En consecuencia, se declaró infundado el recurso de casación interpuesto por la parte demandada.

 

Publicidad


publicidad

Productos


prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod

Contactenos

VENTAS
Teléfonos: 710 - 8900 - Anexos: 102 - 111 - 112- 114 - 246

ÁREA LEGAL
Teléfonos: 710 - 8900 - Anexos: 317 - 318

Email: ventas@gacetajuridica.com.pe

Suscríbase


©2016 Dialogo con la Jurisprudencia. Todos los derechos Reservados. Desarrollado por el Departamento de Informatica