Noticias

presencia de menor agraviada es necesaria en el plenario si su declaración previa no fue coherente y uniforme

28 de Noviembre de 2019 | Noticia
Noticia

Si bien, es de evitar la concurrencia de una agraviada por presunta violación sexual a juicio con la finalidad de no incurrir en revictimización secundaria; pero es en tanto y en cuanto la declaración incriminatoria sea coherente y uniforme, y en este caso se trató de una menor mayor de catorce años y en casos como el presente, donde el relato de la agraviada no es suficiente para formar convicción,la presencia de la víctima en juicio era necesaria y así debió ser considerado por el Ministerio Público; sin embargo, no lo hizo en su condición de titular de la acción penal. Así lo ha establecido la Sala Civil Permanente de la Corte Suprema en la CasaciónN° 1396-2018, Ica.

Según los hechos imputados, se atribuyó al encausado, que en la quincena del mes de agosto de dos mil ocho, a las cuatro de la tarde aproximadamente, cuando la menor de catorce años de edad, se dirigía de su colegio a su casa, el procesado le pasó la voz para que se acercara a él, llamado al cual ella accedió. Acto seguido, ambos empezaron a caminar juntos, llegando a un sitio desolado donde se sentaron a descansar un instante, es ahí que el procesado violó sexualmente a la menor en contra de su voluntad y a la fuerza. En definitiva, ha sido ultrajada en cuatro oportunidades en el cuarto del procesado, y como resultado de estos actos sexuales quedó embarazada.

Al respecto, el Colegiado Superior sustentó el fallo absolutorio, en los argumentos siguientes:

- La incriminación inicial de la menor agraviada no tiene soporte probatorio, más aún si señaló que los actos sexuales eran consentidos, siendo el papá de su hijo el sentenciado.

- La denuncia contra el sentenciado se debió por presión de los padres de la menor agraviada.

- No es lógico que ante una amenaza o violencia, la agraviada haya accedido tener relaciones sexuales en cuatro oportunidades más y en el cuarto del sentenciado.

Ante ello, el representante del Ministerio Público interpuso recurso de nulidadcontra la sentencia que absolvió al encausado como presunto autor del delito contra la libertad sexual, violación sexual, en agravio de la menor. Asimismo, alega que el Colegiado Superior no valoró en forma conjunta todos los medios probatorios ni tuvo en cuenta el Acuerdo Plenario número uno ­dos mil once/CJ-ciento dieciséis, pues la menor agraviada señaló que fue amenazada, siendo también fácilmente sugestionable y manipulable.

En ese sentido, los señores magistrados de la Corte Suprema señalan que la sindicación de la agraviada no fue clara y uniforme, por otro lado, el Ministerio Público no fue diligente en lo recopilación de la prueba de cargo para fortalecer su teoría del caso. Estos factores ponen en cuestión la verosimilitud de la denuncia, por lo que no existe prueba suficiente para enervar la presunción de inocencia que asiste al acusado, reconocida en el artículo dos, numeral veinticuatro, inciso e, de lo Constitución Política del Estado.

En consecuencia, se declaró no haber nulidad en la sentencia que absolvió al encausado como autor del delito contra la libertad sexual, violación sexual, en agravio de la menor.

Publicidad


publicidad

Productos


prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod

Contactenos

VENTAS
Teléfonos: 710 - 8900 - Anexos: 102 - 111 - 112- 114 - 246

ÁREA LEGAL
Teléfonos: 710 - 8900 - Anexos: 317 - 318

Email: ventas@gacetajuridica.com.pe

Suscríbase


©2016 Dialogo con la Jurisprudencia. Todos los derechos Reservados. Desarrollado por el Departamento de Informatica