Noticias

para percibir una indemnizacin por lucro cesante por muerte del causante se debe acreditar la dependencia econmica

24 de Junio de 2020 | Noticia
Noticia

La dependencia económica del perjudicado es la clave para poder recibir una indemnización por lucro cesante. Así, por regla general correspondería otorgársela a los a los hijos y cónyuge del fallecido, pero para poder averiguar la cuantía a indemnizar, lo primero que hay que hacer es determinar, de entre todos los perjudicados, quién dependía de los ingresos del fallecido. Así lo ha establecido la Sala Civil Permanente de la Corte Suprema en la Casación N° 1325-2018-Ancash.

Según la doctrina española el lucro cesante es la ganancia dejada de obtener o pérdida de ingresos. Este daño tiene en su propia naturaleza una dosis de incertidumbre pues la realidad es que no se llegó a obtener la ganancia, por eso hay que manejarse en términos de cierta probabilidad objetiva, de acuerdo con las circunstancias concretas para evitar que bajo este daño pretenda el perjudicado obtener la compensación por pérdidas que nunca se hubieran producido.

En las lesiones corporales y, por tanto, en los supuestos de muerte, hay que indemnizar el lucro cesante que se haya ocasionado a consecuencia del accidente o la lesión. La jurisprudencia del Tribunal Supremo Español reconoce como una de las partidas indemnizables el desamparo en el que quedan ciertos parientes que dependían económicamente del difunto. Este desamparo, lucro cesante, pues se trata de un aporte económico que, como consecuencia de la muerte, desaparece para los familiares o parientes más próximos.

Así a la hora de indemnizar el lucro cesante, tanto en los supuestos de muerte como en los de simples lesiones, por norma general, plantea problemas comunes: prueba de la pérdida de la ganancia, probabilidad de pérdida de ganancias, relación de causalidad, tipo de pérdida de ganancias, así como determinar las personas que con motivo de un evento dañoso han sufrido tales pérdidas en sus ganancias.

Lógicamente, todos estos problemas se acentúan en los supuestos de personas que no puedan acreditar sus ingresos, como sería el caso de profesionales liberales, o incluso en aquellos casos en los que los sujetos carecen de ingresos, como podría ser el supuesto de menores o de amas de casa, cuyo trabajo es cuantificable, pero las dificultades para su determinación numérica son abundantes, dependiendo de muchos factores.

En esa línea el Tribunal Supremo Español ha determinado que en cuanto a la concreción del posible lucro cesante no basta la simple posibilidad de obtener la ganancia, sino que ha de existir una cierta probabilidad objetiva que resulte del curso normal de las cosas y de las circunstancias especiales del caso concreto, debiéndose probar por el actor rigurosamente que se dejaron de obtener las ganancias sin que estas sean dudosas o contingentes y sólo fundadas en esperanzas.

Teniendo en cuenta tales argumentos la Sala Suprema advirtió que los argumentos glosados en el escrito de demanda, los sucesores beneficiarios del causante peticionaron una indemnización por lucro cesante por la muerte de su causante, sin embargo, de los fundamentos fácticos de la demanda no arguyen que ellos dependían económicamente de su hermano extinto, sino que solamente manifiestan “que este era un próspero empresario que ha quedado truncada todas sus aspiraciones por su muerte, situación que no le permitirá percibir lo que seguramente, de estar todavía vivo lo habría hecho”, argumento este que no se relaciona con las características del lucro cesante.

Además, según la pericia contable se verifica que posterior a la muerte del causante los sucesores han tenido ingresos muchos más altos, que de ser el caso que ellos eran dependientes de su hermano fallecido, no habrían sufrido menoscabo, motivo por los cuales, este extremo impugnado no puede ser amparado.

Finalmente, la Sala Suprema consideró que el hecho que se alegue que las ganancias económicas e ingresos que pudiera haber producido el causante en caso de seguir vivo, no calzan con la naturaleza jurídica que tiene el pedido de lucro cesante, puesto que no es posible determinar con certeza si estos pueden darse, aumentar o disminuir.

 

Publicidad


publicidad

Productos


prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod