Noticias

fijan inicio del plazo de prescripcin de la infraccin de presentacin de documentacin o informacin falsa o inexacta del cdigo de tica de la funcin pblica

7 de Julio de 2020 | Noticia
Noticia

Se establece como precedente vinculante que en los casos en que se impute el ejercicio de la función pública o la prestación del servicio civil bajo el influjo o valiéndose de documentación o información falsa o inexacta, a través del literal q) del artículo 85 de la Ley Nº 30057 por la infracción de los principios de probidad, idoneidad y/o veracidad de la Ley Nº 27815, Ley del Código de Ética de la Función Pública, el plazo de tres años para el inicio del procedimiento administrativo disciplinario comenzará a regir a partir del cese o término del ejercicio de la función pública del investigado.

El plazo será de un año si la oficina de recursos humanos de la entidad, o la que haga a su vez, hubiera tomado conocimiento de la falta. Así lo estableció el Tribunal del Servicio Civil en la Resolución de Sala Plena Nº 007-2020-SERVIR/TSC.

Este precedente es de aplicación para la documentación o información falsa o inexacta consignada en la hoja de vida o que forma parte del expediente de postulación. Como se sabe dicha información es entendida como veraz (en tanto no se pruebe lo contrario), de acuerdo con el principio de presunción de veracidad, sin embargo, esta es pasible de ser corroborada y sancionada con posterioridad según el principio de privilegio de controles posteriores por el cual la entidad se reserva el derecho a comprobar la veracidad de la información presentada y a aplicar las sanciones pertinentes en caso de que la información presentada no sea veraz.

Así, según el tribunal considera que si como consecuencia de dicho control posterior, las entidades advierten de la falsedad o inexactitud de la información brindada en las hojas de vida y expedientes de postulación, lo que ocurre en muchos casos luego de varios meses y/o años de su presentación, más aún cuando la fiscalización posterior se realiza de manera aleatoria; lo que ocasiona que surjan controversias acerca de la pérdida de la potestad administrativa disciplinaria para sancionar estos casos debido al transcurso del tiempo.

Ahora bien, de acuerdo con la institución jurídica de la prescripción, la posibilidad de imponer una sanción disciplinaria pese al transcurso del tiempo, dependerá del momento a partir del cual se empieza a contabilizar el plazo de prescripción previsto legalmente.

En ese sentido, las infracciones administrativas pueden ser clasificadas en relación con el momento en que se consuma la falta o infracción, siendo importante su distinción a fin de que el investigado pueda conocer hasta qué momento es pasible de ser procesado y sancionado, otorgándole seguridad jurídica. Ello, toda vez que, dependerá de la conducta infractora la determinación del momento en que se produce su consumación.

Así, el artículo 252 del Texto Único Ordenado de la Ley Nº 27444 – Ley del Procedimiento Administrativo General, aprobado por Decreto Supremo Nº 004-2019-JUS, realiza una clasificación de las infracciones administrativas a efectos de determinar el inicio del cómputo del plazo de prescripción, diferenciándolas en: (i) infracciones instantáneas; (ii) infracciones instantáneas de efectos permanentes; (iii) infracciones continuadas; e, (iv) infracciones permanentes.

En el caso de las infracciones instantáneas e instantáneas con efectos permanentes, el plazo prescriptorio se inicia desde el día en que se comete la infracción, ya que es en dicho día en que se consuma la acción, aun cuando en el segundo de los supuestos, los efectos antijurídicos de la infracción permanecen.

Mientras que, en el caso de las infracciones continuadas, se trata de un supuesto “en donde se realizan diferentes conductas, cada una de las cuales constituye por separado una infracción, pero que se consideran como una única infracción, siempre y cuando formen parte de un proceso unitario”; por lo que, el plazo se computará desde el día en que se realizó la última acción constitutiva de la infracción.

Asimismo, en cuanto a las infracciones permanentes, éstas “se caracterizan porque determinan la creación de una situación antijurídica que se prolonga durante un tiempo por voluntad del autor. Así a lo largo de aquel tiempo el ilícito se sigue consumando, la infracción se continúa cometiendo, se prolonga hasta que se abandona la situación antijurídica”; por ende, en estos casos en que la acción infractora permanece en el tiempo, el plazo de prescripción se computará desde el día en que cesó la acción.

En lo que respecta a la conducta referida al ejercicio de la función pública a sabiendas, bajo el influjo y/o valiéndose de documentación o información falsa o inexacta, se advierte que dicha conducta permanece en el tiempo mientras el servidor se mantenga prestando servicios (realizando la conducta) de forma antijurídica. Así es por el carácter permanente de la falta en cuestión se advierte que no son los efectos jurídicos de la conducta infractora los que persisten, sino la conducta en sí misma (en este caso, el ejercicio de la función pública de manera antijurídica), por lo que el plazo de prescripción se computará desde que cesa dicha conducta.

 

Publicidad


publicidad

Productos


prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod
prod

Contactenos

VENTAS
Teléfonos: 710 - 8900 - Anexos: 102 - 111 - 112- 114 - 246

ÁREA LEGAL
Teléfonos: 710 - 8900 - Anexos: 317 - 318

Email: ventas@gacetajuridica.com.pe

Suscríbase


©2016 Dialogo con la Jurisprudencia. Todos los derechos Reservados. Desarrollado por el Departamento de Informatica